¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos Parkinson Team! Nuestro objetivo es la difusión de información de calidad sobre la enfermedad de Parkinson. Parkinson Team también pretende compartir las opiniones, impresiones y vivencias de las personas vinculadas a la enfermedad de Parkinson. Espero vuestra participación. Un abrazo a todos, Sonia

Welcome!

Welcome to Parkinson Team! Our goal is the diffusion of quality information on Parkinson's disease. Parkinson Team also intends to share opinions, impressions and experiences of people linked to Parkinson's disease. I expect your participation. A big hug to everyone, Sonia

sábado, 15 de octubre de 2011

Terapia cognitivo-conductual de la depresión en la enfermedad de Parkinson

Objetivo: A pesar de los efectos negativos de la depresión en la enfermedad de Parkinson, en la actualidad no existe una norma basada en la evidencia de la atención. El propósito de este estudio fue examinar la eficacia administrada individualmente de la terapia cognitiva conductual (TCC), en relación con la monitorización clínica (sin tratamiento nuevo), para la depresión en esta población médica.
Método: Ochenta pacientes deprimidos (sobre la base de los criterios del DSM-IV) con enfermedad de Parkinson participaron en un ensayo aleatorio y controlado de TCC en relación a la monitorización clínica (1:1) en un centro médico académico entre abril de 2007 hasta julio de 2010. Todos los pacientes siguieron manteniendo los regímenes de medicación estable bajo el cuidado de sus médicos personales. El resultado primario fue la puntuación total de la Escala de Depresión de Hamilton ítem-17 (HAM-D). La TCC se modificó para cumplir las necesidades únicas de la población de enfermedad de Parkinson y previsto para 10 semanas. Las evaluaciones se realizaron por evaluadores ciegos al inicio del estudio y 5 (punto medio), 10 (final del tratamiento), y 14 semanas (evaluación de seguimiento) posteriores a la aleatorización.
Resultados: El grupo de TCC reportó mayores reducciones en la depresión (cambio en la puntuación HAM-D) que el grupo de monitorización clínica. A la semana 10, la media de cambio de la puntuación HAM-D fue de 7,35 para la relación TCC y 0,05 para la monitorización clínica. La TCC también fue superior a la monitorización clínica en varios resultados secundarios (es decir, las puntuaciones en el Inventario de Depresión de Beck, la ansiedad, la calidad de vida, la superación, las clasificaciones de los síntomas de la enfermedad de Parkinson). Hubo más que respondieron al tratamiento en el grupo de TCC que en el grupo de monitorización clínica (56% versus 8%, respectivamente).
Conclusiones: La TCC puede ser un método viable para el tratamiento de la depresión en la enfermedad de Parkinson. Se necesitan más investigaciones para replicar y ampliar estos resultados.

Cognitive-Behavioral Therapy for Depression in Parkinson's Disease

Objective: Despite the negative effects of depression in Parkinson's disease, there is currently no evidence-based standard of care. The purpose of this study was to examine the efficacy of individually administered cognitive-behavioral therapy (CBT), relative to clinical monitoring (with no new treatment), for depression in this medical population.
Method: Eighty depressed (based on DSM-IV criteria) patients with Parkinson's disease participated in a randomized, controlled trial of CBT relative to clinical monitoring (1:1 ratio) in an academic medical center from April 2007 to July 2010. All patients continued to maintain stable medication regimens under the care of their personal physicians. The 17-item Hamilton Depression Rating Scale (HAM-D) total score was the primary outcome. CBT was modified to meet the unique needs of the Parkinson's disease population and provided for 10 weeks. Assessments were completed by blind raters at baseline and 5 (midpoint), 10 (end of treatment), and 14 weeks (follow-up evaluation) postrandomization.
Results: The CBT group reported greater reductions in depression (change in HAM-D score) than the clinical monitoring group. At week 10, the mean HAM-D score change was 7.35 for CBT relative to 0.05 for clinical monitoring. CBT was also superior to clinical monitoring on several secondary outcomes (i.e., Beck Depression Inventory scores, anxiety, quality of life, coping, Parkinson's disease symptom ratings). There were more treatment responders in the CBT group than the clinical monitoring group (56% versus 8%, respectively).
Conclusions: CBT may be a viable approach for the treatment of depression in Parkinson's disease. Further research is needed to replicate and extend these findings.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada