¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos Parkinson Team! Nuestro objetivo es la difusión de información de calidad sobre la enfermedad de Parkinson. Parkinson Team también pretende compartir las opiniones, impresiones y vivencias de las personas vinculadas a la enfermedad de Parkinson. Espero vuestra participación. Un abrazo a todos, Sonia

Welcome!

Welcome to Parkinson Team! Our goal is the diffusion of quality information on Parkinson's disease. Parkinson Team also intends to share opinions, impressions and experiences of people linked to Parkinson's disease. I expect your participation. A big hug to everyone, Sonia

jueves, 2 de junio de 2011

Los síntomas no motores tienen un gran impacto en la calidad de vida de los afectados por la enfermedad de Parkinson.

El tratamiento de la enfemedad de Parkinson ha estado fundamentalmente dirigido a los trastornos del movimiento, pero un estudio revela que los síntomas no motores tienen "mayor impacto" en la calidad de vida de los pacientes, lo que podría revolucionar el abordaje de esta enfermedad. La doctora Mónica Kurtis, responsable del Programa de Trastornos del Movimiento del Servicio de Neurología del Hospital Ruber Internacional, desgranó los resultados de esta investigación. Publicado en la revista científica Movement Disorders, el trabajo se realizó en 12 centros especializados de diez países, entre ellos España, e incluye a más de 400 afectados.
Kurtis y sus colaboradores indagaron el impacto global de este trastorno, medido en frecuencia y severidad mediante una escala específica, sobre la situación vital y la salud de los pacientes. En la evaluación se recogen 30 síntomas de nueve dominios diferentes: cardiovascular, sueño / fatiga, estado de ánimo, alteraciones de percepción o alucinaciones, memoria, gástrico, urinario, sexual y misceláneo.
La media de número de síntomas no motores padecidos por paciente fue de diez, apuntó la doctora, quien explicó que todos ellos se describen en una misma enfermedad, algunos por el Párkinson en sí, otros por efectos secundarios del tratamiento y otros por una combinación de ambos.
"Por primera vez se ha descubierto que la relación entre los síntomas no motores y la calidad de vida es muy intensa y más importante que la relación entre síntomas motores y calidad de vida", comentó la investigadora. Kurtis explicó que los padecimientos no relacionados con el movimiento se tratan de un modo insuficiente por una responsabilidad compartida entre el paciente, que no los cuenta en ocasiones por desconocimiento o vergüenza, y el médico, porque no pregunta por ellos. "A veces el paciente ni siquiera sabe que las pérdidas de orina, la depresión o la disfunción eréctil pueden ser consecuencia de la enfemedad de Parkinson", argumentó la experta, quien apuntó que si son estos trastornos los que más pesan sobre el enfermo, podrían ser abordados con la medicación específica que corresponda en cada caso. La investigadora agregó, como otro de los avances de este análisis, que el mayor conocimiento de todas estas situaciones puede servir para la detección precoz de la dolencia. "Hasta hace poco ni siquiera sabíamos que existían y ahora pueden contemplarse incluso como precursores de la enfermedad", matizó.
Ante estos hallazgos, se descubre que es necesaria una nueva visión "integral" de la enfemedad de Parkinson, tanto en la investigación como en el tratamiento de este trastorno neurológico, crónico e invalidante, que afecta al 2% de las personas mayores de 65 años.

The impact of non-motor symptoms on health-related quality of life of patients with Parkinson's disease

Background:
Non-motor symptoms are detrimental to health-related quality of life (HRQoL) of Parkinson's disease patients. In this study, the Non-Motor Symptoms Scale (NMSS) was used to assess the impact of the non-motor symptoms on HRQoL of Parkinson's disease patients.
Methods:
In a multicenter, international, cross sectional study on 411 Parkinson's disease patients, the NMSS was applied along with clinical (Hoehn and Yahr staging and SCOPA-Motor) and HRQoL measures (PDQ-39, and EQ-5D). Prevalence of non-motor symptoms was determined also through the NMSS. The association of NMSS and SCOPA-Motor with HRQoL measures and the differences in HRQoL scores between patients with and without non-motor symptoms in each NMSS domain were estimated by non-parametric statistics. Predictors of HRQoL were sought through multiple linear regression analyses.
Results:
Nocturia (68.4% of the sample), fatigue (65.9%), and dribbling saliva (56.7%), were the most frequent complaints. Total NMSS score: (1) showed a higher correlation coefficient (rS = 0.70) with the PDQ-39 Summary Index (SI) than SCOPA-Motor (rS = 0.58); (2) showed high-moderate correlation (rS = 0.60 − 0.38) with all PDQ-39 domains; and (3) was the best predictor of HRQoL as measured by the PDQ-39 SI. For each NMSS domain, patients with symptoms had significantly worse HRQoL scores than patients without symptoms.
Discussion:
To our knowledge, this is the first study to determine in a holistic manner the impact of the non-motor symptoms on HRQoL of Parkinson's disease patients. The results show that non-motor symptoms have, as a whole, a greater impact on HRQoL than motor symptoms and non-motor symptoms progression contributes importantly to HRQoL decline in patients with Parkinson's disease.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada